No sé dónde se guardan los secretos. O en que lugar expresar un impulso incontenible de correr desaforada, desvestida, despeinada. Tampoco dónde queda el campo verde de espigas y pajas y pastos altos donde revolcarme al fin. Dicen que el universo contiene bosques donde acechan fuerzas sobtenaturales. Y también que existen lugares por los que corren caballos montados en pelo por mujeres de crines largas. Hay rincones donde conjurar hadas y hasta cuevas donde habitan bestias que se alimentan de la ira. ¿Y las montañas que se escalan con la promesa de saberes iniciáticos? ¿Y la choza donde beber la sangre tibia de animales recién nacidos y ser bruta, sucia y maleducada?  ¿Y los caminos que muestran las estrellas? No veo, no llego, no encuentro ninguno de estos lugares en el mundo que vivo, así que concluyo, naturalmente: estoy perdida.

Advertisements