Search

ROJOTIERRA

son los pasos de mujer cuando la sangre baja a los pies y se hace amor de las raíces por el agua

Tag

él

14064165_789035801238971_6239620471054014154_n

Me siento dulce a sus oídos, así que espero conmoverlo. Contarle que como la Tierra tiene jardines en la superficie, así mismo me vería un hijo desde adentro. Animarlo a que respire de mi paraíso y siembre campos enteros, para al fin caer rendido bajo los arboles que hago crecer para su descanso. Espero que me mire cuando le muestre una foto de mi útero por dentro, y finalmente yacer juntos escuchando el viento que lleva las semillas, en silencio.

A.

qué decir

Lo digo. No sé qué decir. Tu aliento debe ser suave. Espero que tu pis sea claro. No te veo arrugas, supongo que fueron todas juntas a otra parte. Tu pelo debe estar más lacio que un día común y la boca tan finita, que ni te deja hablar. Tenés cara de perro, de tener uno. Un perro y hasta diría que te inspira una tortuga. Me pregunto si los alimentás. Si le cortás verdura a la tortuga, eso hablaría bien de vos. Comés lechuga que ayuda a que el pis sea claro. Porque si fuera muy oscuro no podría soportar el olor a macho y ni hablar de compartir un baño con vos. Y que descubras dónde se aplican mis cremas, los libros que me ayudan, que me huelas el jabón. Eso sería terrible, mirá si te desagrada y salís del baño enfurecido pero no decís nada. Como ahora. Y te vas. ¿En ésta bajás? Una lástima, desconocido, si tan sólo me hubieras dicho no sé qué decir.

A.

Blog at WordPress.com.

Up ↑